Los 3 inventos de Alan Turing que probablemente desconocías

Los 3 inventos de Alan Turing que probablemente desconocías

Considerado uno de los padres de la ciencia de la computación, este matemático británico creó la formalización de los conceptos de algoritmo y computación.

 

¿Qué inventó Alan Turing?

Código Enigma

Uno de sus trabajos más importantes, ocurrió durante la Segunda Guerra Mundial, cuando trabajó en descifrar los códigos nazis que venían de la máquina Enigma.
La máquina Enigma tenía un sistema de algoritmos que, en teoría, no eran tan difíciles de resolver para los matemáticos mejor preparados del mundo; el problema radicaba en que esos sistemas cambiaban todos los días. Es decir, que aún si hubieran descubierto el código de ese día y descifrado el mensaje que correspondía al código, los algoritmos eran cambiados a la media noche y al día siguiente ya no servirían de nada.


Para descifrar estos códigos y permitir a los Aliados (Polonia, Reino Unido, y Francia) prevenir los ataques y movimientos militares nazis, Turing diseñó la Bombe, una máquina electromecánica que eliminaba claves enigma candidatas. Esta máquina era utilizada por los criptógrafos para leer las transmisiones Enigma.
Gracias al descubrimiento de esos códigos, la guerra pudo ser terminada pronto. Aunque en su momento nadie supo que la guerra había terminado gracias a la máquina Bombe, pues estos trabajos fueron conocidos hasta la década de 1970, 25 años después de que hubiera terminado la guerra.


Test de Turing

Respecto a la Inteligencia Artificial, él es el famoso creador del test de Turing, el cual puede juzgar el tipo de inteligencia de una máquina si sus respuestas en el test resultan indistinguibles de las de un ser humano.
Inicialmente abría con una pregunta “¿Las máquinas pueden pensar?”, pero como la acción de pensamiento hasta ahora es exclusivamente humano, reformuló su pregunta. “¿Existirán computadoras digitales imaginables que tengan un buen desempeño en el juego de imitación?”, lo cual era más posible de responder.
Este tipo de prueba no evalúa el conocimiento de la máquina en cuanto si es capaz de responder preguntas de manera correcta, sólo se estudia la capacidad de la máquina de generar respuestas similares a las que daría un humano. Es decir, que el propósito es determinar si una computadora tiene la capacidad de imitar a un humano.

Actualmente, el mayor contacto que tenemos con un test de Turing son los CAPTCHA. Es decir, esos tests “en reversa” que le permiten saber a la computadora si está respondiendo un humano o una computadora.


Consiste en mostrar letras y números sobre un fondo distorsionado que hay que escribir en un recuadro debajo de la imagen para que la computadora determine que no eres otro sistema de Inteligencia Artificial, o bot. Por eso los CAPTCHA suelen ser utilizados a la hora de abrir una cuenta o intentar ingresar a un sitio de internet para evitar falsificaciones.

Ajedrez por computadora

Siendo un experto en el campo de la tecnología, en 1950 intentó crear un programa de ajedrez que se pudiera desarrollar entre un ordenador y una persona. Si bien los primeros intentos fracasaron, fue un gran adelanto para la época, y serviría de base para crear lo que ahora es tan común en los videojuegos: la creación de otro personaje con el que peleas pero en realidad es un personaje “manejado” por la computadora.
Mismo concepto que se relaciona con las aplicaciones del Test de Turing.

Lamentablemente, en 1952 denunció un robo en su casa, y al querer llevarlo a corte, Turing terminó siendo cuestionado sobre su homosexualidad. Convencido de que los hechos no estaban relacionados, no quiso establecer una defensa, y el gobierno lo castigó con los cargos de “indecencia grave y perversión sexual”, pues la homosexualidad en los años 50 estaba penada.
Dado que era un científico reconocido, el gobierno le dio la “facilidad” de escoger su condena: ir a la cárcel, o someterse a la castración química.
Seguro de que no podría continuar con su trabajo científico en la cárcel, optó por la castración química, la cual reduciría su libido mediante un tratamiento hormonal.
Debido al proceso químico, tuvo considerables cambios físicos como aparición de pechos y un considerable aumento de peso, lo que le llevó a una depresión y a una dificultad cada vez mayor de realizar su trabajo.

Logo de Apple

Harto de  estos cambios físicos y hormonales, Turing decidió terminar con su vida en 1954.
Inyectó cianuro en una manzana y procedió a comerla.
Debido a la cantidad de químicos, no logró ingerirla completamente, dejando una manzana mordida como resultado.

Steve Jobs, fundador de la compañía Apple, tenía de logo de la empresa una manzana mordida a la mitad con los colores del arcoíris. Se rumora que este logo fue creado en honor al suicidio de Alan Turing, como recordatorio de su gran trabajo que hoy le vale el nombre de padre de la informática.

Si quieres aprender un poco más sobre su vida, te recomendamos ver la película Código Enigma, que habla sobre el desarrollo de la máquina Bombe durante la Segunda Guerra Mundial.

1
Las tres mejores redes sociales para bloguear
Google, el inventor del futuro