Cómo hacer jabón casero

Cómo hacer jabón casero

¿Quieres empezar tu propia empresa de jabones? ¿Tu piel resiente cuando usas jabones demasiado perfumados? Es hora de empezar a hacer tus propios productos, y qué mejor que aprender a fabricar un producto que usas en tu vida diaria.
No te preocupes si el primer intento sale mal, siempre puedes hacerlo de nuevo y experimentar con fragancias, consistencias, y quizás seguir hasta empezar tu propio negocio.

Cómo hacer jabón casero con aceite usado

Al freír los alimentos muchas veces nos queda en la sartén una cantidad considerable de aceite, que al tirar por el fregadero sabemos que contaminará el agua puesto que es imposible que se mezclen. El aceite crea una fina capa sobre la superficie del agua evitando la oxigenación de la misma, lo que lleva a la destrucción de ecosistemas y a la reducción de una vida sana para nosotros.

El planeta exige que dejemos de desperdiciar y contaminar, así que se descubrió que otro uso que podríamos darle al aceite usado es fabricar jabón casero y así evitar la contaminación y ahorrarnos un poco de dinero. El proceso es un poco lento, pero el planeta nos lo agradecerá.

Para elaborarlo necesitaremos:

•    1 kilo de aceite usado (previamente colado para eliminar impurezas)
•    800 gramos de agua destilada
•    150 gramos de sosa cáustica
•    Termómetro de precisión
•    Recipientes de acero inoxidable o plástico duro, jamás de metal
•    Un palo de madera o plástico
•    Colorantes y aceites esenciales (si se desea)
•    Moldes para jabón (hechos de silicona, plástico, o madera)

Preparación:

-    Utiliza guantes, lentes protectores, tapabocas, y una bata para diluir la sosa cáustica en el agua. Nunca hacerlo a la inversa pues la reacción química podría provocarnos quemaduras importantes. Agregarla lentamente pues la reacción produce vapores tóxicos.
-    La sosa liberará calor y pasado un rato se enfriará, produciendo lejía cáustica.
-    Verificar que la lejía cáustica y el aceite estén a la misma temperatura, de no ser así, calentar el aceite hasta que no haya más de 5 grados de diferencia entre uno y otro.
-    Verter lentamente la lejía cáustica sobre el aceite
-    Remover en forma constante y en el mismo sentido. Puede utilizarse una batidora a velocidad baja, teniendo mucho cuidado de no salpicarnos. Revolver hasta tener una consistencia similar a la de la mayonesa
-    Agregar los colorantes naturales y los aceites esenciales una vez que la mezcla tenga una temperatura menor a 40° C.
-    Untar con poco aceite los moldes para facilitar la salida cuando estén listos
-    Verter la mezcla en los moldes para jabón, tapar con plástico de cocina y poner encima un trapo para que el calor se mantenga y vaya enfriando poco a poco
-    Dejar reposar la mezcla un día o dos y desmoldar
-    Dejar endurecer durante un mes o mes y medio

Y listo, tus jabones están listos para usar.

Si tienes alguna duda, observa este tutorial que te mostrará visualmente el proceso:

Cómo hacer jabón líquido casero para lavadora

Si aún tienes aceite sobrante, puedes usarlo también para hacer un jabón para la lavadora.

Ingredientes:

•    700 gramos de sosa cáustica
•    2 litros de aceite vegetal (si es usado, recuerda colarlo previamente para eliminar las impurezas)
•    25 litros de agua
•    2 litros de jabón líquido
•    2 litros de suavizante (opcional)
•    500 gramos de percarbonato
•    Cubo grande de plástico
•    Pala de madera o batidora

No olvides usar protección como guantes, lentes protectores, cubre bocas, y bata para evitar quemaduras o accidentes. Tampoco realices el proceso cerca de niños o mascotas.

Preparación:

-    Verter dos litros de agua fría en el recipiente de plástico
-    Añadir lentamente los 700 gramos de sosa cáustica
-    Revolver lentamente con la cuchara o el palo de madera cuidando de no salpicarnos
-    Cuando la sosa y el agua estén bien diluidos, añadir los 2 litros de aceite vegetal reciclado y revolver sin parar hasta que sea una mezcla uniforme
-    Añadir los 2 litros de jabón líquido y continuar revolviendo hasta que todo quede perfectamente mezclado
-    Si se desea, podemos añadir los 2 litros de suavizante o algún aceite esencial para que nuestro jabón quede perfumado. La sosa cáustica disipa el olor del aceite reciclado, por lo que si no añades ningún aceite o suavizante, tu jabón no olerá mal
-    El percabonato es un blanqueador y puede añadirse para que tu jabón remueva las manchas difíciles, aunque también puedes usar bicarbonato de sodio
-    Una vez mezclados los ingredientes y con una consistencia uniforme, se dejará reposar hasta el día siguiente
-    Al día siguiente, se añadirán 2 litros más de agua, se revolverán hasta tener una mezcla homogénea y se dejará reposar por 24 horas más
-    Al principio se tendrá una consistencia similar a la de la mayonesa, pero el último paso deberá repetirse por 8 días aproximadamente hasta que la mezcla tenga una consistencia parecida a la del champú, es decir, cremosa y uniforme.

Si tienes alguna duda sobre el proceso, te dejamos este tutorial para que te guíe paso a paso:

Y así, dejaremos de gastar tanto dinero en estos productos industriales y ayudaremos a salvar el planeta mediante el reciclado del aceite contaminante.

1
Conoce ramsomware, un nuevo virus letal
LAS 10 APPS QUE TODO EMPRENDEDOR DEBE DE UTILIZAR