La colonización en Marte iniciará en menos de 10 años

La colonización en Marte iniciará en menos de 10 años

Elon Musk, inventor, físico, y empresario nacido en Sudáfrica, es mejor conocido por ser el cofundador de empresas exitosas como PayPal, Tesla Motors, SpaceX, y Hyperloop.


Por si la creación de PayPal, el sistema de pagos en línea más famoso del mundo, no es suficiente mérito, también cabe recalcar que como director ejecutivo de Tesla Motors creó el primer automóvil eléctrico viable para producción (Tesla Roadster) y que utiliza electricidad renovable, además de una batería recargable que usa energía solar y que sirve para alimentar la energía de una casa.

Sin embargo, sus nuevos planes para cambiar al mundo –en este caso cambiar al universo –se encuentran en su empresa SpaceX, fundada en 2002, una compañía que se dedica a desarrollar y producir cohetes espaciales con costos menores a los que lleva una producción normal.

Este 27 de septiembre, Musk dio una conferencia en el Congreso Internacional de Astronáutica en la ciudad de Guadalajara, México, en la que reveló que sus planes de salvar a la humanidad se han ido reduciendo a una sola solución: colonizar Marte.

Según este director y empresario exitosísimo de sólo 45 años, las opciones son “permanecer en la Tierra esperando una extinción final, o convertirnos en una especie multiplanetaria”.

Si bien crear una nueva civilización sólida en un nuevo planeta tomará aproximadamente de 40 a 100 años, Musk cree que es posible ser autosuficientes con un millón de personas que viajarán poco a poco en los cohetes creados por SpaceX. Este nuevo programa es conocido como el Sistema de Transporte Interplanetario (ITS por sus siglas en inglés: Interplanetary Transport System).

Se presentó el diseño del vehículo que se usará en los viajes idealmente: un cohete de 122 metros de largo que en su parte superior cuente con una nave espacial para 100 personas, un número que podría expandirse según el aprovechamiento del combustible.

Según las estimaciones, este cohete (aún sin nombre, pero que sólo es conocido por su apodo: Vehículo a Marte) será más grande y más potente que el Saturn V, cohete que actualmente es utilizado por la NASA para los viajes realizados a la Luna.

Musk espera que el sistema esté listo en 2024 para que los viajes comiencen ese mismo año, y estima que el precio del boleto cueste 200,000 dólares, “lo que cuesta una casa”. Este viaje a Marte actualmente está pensado para durar 80 días, pero cabe la posibilidad de reducirse a 30.

Sea cual sea la duración final, Musk planea hacer de éste un viaje “divertido”, por lo que creará restaurantes y zonas de recreación dentro del cohete, como si hacer un viaje al espacio no fuera lo suficientemente excitante por sí solo.

También comentó que el costo del viaje no es tan elevado porque pretende utilizar componentes reciclados para realizar las expediciones. Es decir, reutilizará cohetes que funcionen con combustible renovable, y creará más combustible en Marte que sea apropiado para los viajes. Esto se llevará a cabo con un nuevo tipo de material propulsor hecho con metano y oxígeno, elementos que se pueden encontrar con facilidad en Marte, por lo que si los recién llegados al planeta marciano comienzan a trabajar instantáneamente en la producción de ese nuevo combustible, podrán regresar pronto a la Tierra. Ninguna persona tendrá que permanecer en Marte si no lo desea.

Todos los cohetes de SpaceX (Falcon 9) utilizan un motor tipo Merlín, el cual se quiere sustituir por el modelo tipo Raptor, ya que cuenta con tres veces más potencia que los usados actualmente.

Por otra parte, el módulo principal de propulsión –que es reutilizable –podrá funcionar para 42 cohetes que viajarán a 8,500 kilómetros por hora.

El proyecto está pensado para realizar dos misiones no tripuladas en 2018 y 2020 (dentro de 2 y 4 años respectivamente), las cuales se ocuparán de encontrar las mejores zonas para que aterricen las misiones tripuladas y que éstas no carezcan de agua y otros elementos necesarios para sobrevivir.

La primera de estas misiones será llamada “Corazón de oro”, (Heart of gold), un nombre que hace referencia a la serie de libros de ciencia ficción Hitchhiker’s Guide to the Galaxy.

Seguro si la misión dependiera únicamente de Musk, comenzaría los preparativos para la primera misión a Marte en unos meses, pero sólo es cada 26 meses cuando la Tierra y Marte se alinean y crean condiciones favorables para un aterrizaje, por lo que las fechas destinadas para estas misiones no tripuladas están programadas hasta 2018 y 2020.

Y por supuesto, dado que Musk es un visionario, si el proyecto de Marte funciona, posteriormente se podrán llevar misiones a lunas como Europa (de Júpiter) o Encélado (de Saturno) que han demostrado contar con condiciones atmosféricas similares a las de la Tierra. Incluso comentó que en algunos años se podría enviar alguna misión para comenzar a colonizar Júpiter.

Tristemente para el resto del mundo, las misiones tripuladas sólo están pensadas para habitantes con nacionalidad de los Estados Unidos debido a las regulaciones de la NASA, por lo que se tendrá que esperar unos años más para que toda la humanidad pueda mudarse a Marte o al planeta que Musk esté colonizando en ese momento.

Aun cuando Musk contrata a ingenieros extranjeros para trabajar en la empresa Tesla Motors, comentó que le encantaría contratar talento mundial para laborar con él en SpaceX; sin embargo, dado que las misiones al espacio son vistas por la NASA y por el gobierno de Estados Unidos como proyectos que conllevan “secretos de estado”, sólo le es posible contratar a ciudadanos que tengan una Green card.

Así que será buena idea comenzar desde ahora a tramitar una nacionalidad americana, y empezar a ahorrar para pagar el viaje a Marte.

Video de la conferencia completa:

1
Cómo convertir tu TV en una televisión inteligente
5 Herramientas que Debes Utilizar para Gestionar l...