Cómo hacer un calefactor solar casero

Cómo hacer un calefactor solar casero

Los aires acondicionados suelen tener precios muy altos, y ni hablar de la cantidad de energía y dinero que consumen. Para evitar hacer más gastos, hoy te diremos cómo hacer un calefactor solar casero hecho de latas de aluminio.
Seguro más de una vez te has preguntado qué hacer con todas esas latas de refresco o cerveza que se consumen y sólo crean más basura. Con este tutorial, podrás utilizarlas para crear tu propio calefactor solar casero.

 

Precauciones para construir un calefactor solar

•    Primero busca el mejor lugar para instalarlo, si tienes algún cuarto en especial en casa que necesite calefacción directa. Considera que funciona con la energía del sol y es necesario que sea un punto que reciba luz solar la mayor parte del día.
•    Dado que sólo guardará energía cuando reciba luz solar, toma en cuenta que este sistema no puede substituir a ningún sistema de calefacción, y que para dar calor a toda una casa debe ser de dimensiones considerables, o bien, dimensiones medianas para que construyas varios y sean colocados en puntos estratégicos.
•    Se han hecho un par de pruebas con este sistema y se constata que puede mantener un cuarto de 20 metros a 21 grados centígrados durante gran parte del día.

Instrucciones

1.    Consigue todas las latas que puedas y enjuágalas varias veces hasta que no quede ningún residuo del líquido que contuvieran antes en su interior.
2.    Perfora cuatro orificios en la base de cada lata. Estos orificios permitirán una mejor circulación del aire.


3.    Elimina la tapa de las latas (donde va la boquilla) y deja ese espacio abierto.
4.    Una vez perforadas todas las latas, únelas con una silicona que resista a altas temperaturas. Recuerda que este sistema recibirá directamente la energía solar, así que usar un pegamento que se deshaga con el calor, provocará que debas trabajar doble.
5.    No unas todas las latas en una sola fila, lo recomendable es hacer filas del tamaño del que sean las dimensiones deseadas del calefactor. Por ejemplo, puedes hacer 15 filas de 10 latas cada una, o 10 filas de 20 latas cada una.


6.    Cuando esté seco el pegamento, se pintarán todas las hileras de latas con pintura negra. En general la pintura aguanta altas temperaturas, pero recuerda revisar este factor en todos los elementos que uses.
7.    Una vez que se haya secado la pintura de las latas, se instalarán en una caja de madera que tenga la misma altura y sea un poco más ancha que las hileras, aproximadamente 30 centímetros en cada extremo.
8.    Antes de fijar todos los elementos, hay que pintar toda la caja de blanco para concentrar el calor.
9.    Al colocar las latas en medio y dejar libres los extremos a lo ancho, se colocarán tablas que dividan y sirvan de soporte a las latas.
10.    A estas tablas, habrá que hacerle orificios del tamaño de las latas y medir correctamente la altura entre cada hilera para permitir el flujo del aire.


11.    A continuación, se colocarán las latas en la caja y las cámaras de los extremos serán cubiertas por madera contrachapada pintada también de negro.
12.    Finalmente, la parte frontal (el lado de la caja donde no están las latas) será cubierto por un plexiglass (policarbonato o acrílico) que servirá para aislar el calefactor y aumentar la recolección de los rayos solares.

Es un experimento bastante sencillo de realizar, que además de ayudar reciclando, evitará que gastes demasiada luz o que contamines más el ambiente. Dale una oportunidad y crea este sistema autosustentable.

Si necesitas más ayuda, te recomendamos este tutorial:

1
Ocho robots de materiales reciclados para hacer en...
Nikola Tesla, el inventor desconocido