Beneficios y tipos de las impresoras 3D

Beneficios y tipos de las impresoras 3D

Hemos oído hablar mucho de las impresoras 3D en los últimos años, ¿pero sabemos realmente para qué sirven? Aquí te decimos todos los beneficios que ha traído al mundo este maravilloso invento.
Sabemos que las impresoras comunes materializan algún documento escrito en la computadora y lo traen al mundo en papel físico. Sin embargo, las impresoras 3D son máquinas capaces de imprimir figuras con volumen a partir de un diseño hecho por computadora.


Es decir, que si queremos tener una caja de cereal con un diseño específico y tenemos ese diseño en un programa CAD (Diseño Asistido por computadora), podremos imprimirlo y obtener nuestra caja de cereal de manera física.

Por lo general, los materiales que pueden ser utilizados en una impresora 3D son metales, nylon, y derivados de polímeros o plásticos.

Materiales usados en las impresiones 3D

•    ABS, plástico duro y rígido que aguanta altas temperaturas.
•    PLA, se obtiene del almidón del maíz o la caña de azúcar. Biodegradable.
•    Laybrick, mezcla de plásticos y yeso, para piezas con aspecto de piedra arenisca.
•    Laywoo-D3, para piezas similares a las hechas de madera.
•    Filaflex, material elástico.

¿Cómo funcionan?

Inicialmente crean un objeto dividiéndolo en capas sucesivas hasta tener un modelo en 3 dimensiones del mismo. Es decir, inicialmente tenemos el dibujo original hecho a lápiz, que después transformaremos en la computadora por medio de un programa CAD, y que finalmente será dividido en capas para poder ser impreso. Por ejemplo:


(Dibujo de areatecnologia.com)

Tipos de impresoras

Según el objeto a imprimir, se necesitará un tipo distinto de impresora. Las más utilizadas son:


•    Impresora por Estereolitografía (SLA). Se aplica luz ultravioleta a una resina líquida contenida en un cubo sensible a la luz para que la luz solidifique la resina capa por capa. La base que soporta esta estructura se desplaza constantemente hacia abajo para que la luz siga actuando sobre el material hasta que se alcance la forma deseada.


•    Impresora de Sinterización Selectiva por Láser (SLS). Esta tecnología permite utilizar cerámica, cristal, nylon, poli estireno, entre otros y aplicar un láser sobre el material elegido para fundirlo y solidificarlo con la forma deseada.


•    Impresora por Inyección. Similar a las impresoras comunes que inyectan tinta en el papel, esta impresora inyecta fotopolímero líquido (sustancia sintética que se modifica con la aplicación de la luz ultravioleta) que se puede modificar en la bandeja de construcción.

•    Impresora por deposición de material fundido (FDM). Deposita polímero fundido en una base plana, provocando que al ser fundido el material, salga en forma de pequeños hilos que se solidifican conforme toman la forma del objeto a imprimir.


Como verás, debido a la oferta de materiales se han ampliado las posibilidades de imprimir cada vez más cosas. Desde producir en serie figurines de madera, hasta imprimir implantes craneales, las impresoras 3D han abierto un nuevo mundo de innovación.

Actualmente son utilizados para imprimir prótesis, pues mediante escáneres y materiales flexibles pueden crear piezas que se adapten perfectamente al ser humano que la necesita.
Incluso, la tecnología ha avanzado tanto que ahora es posible imprimir órganos humanos pues los polímeros pueden ser combinados con células humanas para evitar que el paciente rechace el nuevo “órgano”.

Gracias a este avance, se podrán acortar las listas de espera de donación de órganos y todos podrán continuar con una vida normal de manera más rápida.

1
Tres inventos que no sabías que necesitabas
Adriano, de emperador de Roma a robot